Inicio de sesión

Links

Noticias por e-mail


Delivered by FeedBurner

Baños de parafina para manos y pies

Generalmente nos ocupamos de la piel del rostro o del cuerpo y dejamos olvidadas a nuestras manos y nuestros pies, los cuales tambien necesitan ciertos cuidados para verse saludables, sobre todo nuestras manos que tienen mayor exposición. Existen los tratamientos a base de parafina que logran devolverle la hidratación que nuestra piel necesita.

La parafina ayuda a humectar las capas profundas de la piel ya que crea una capa que impide que la humedad se evapore, de esta manera llega a las capas mas profundas, aumenta el flujo sanguineo y rejuvenece nuestra piel.

Los tratamientos con parafina suelen realizarlos en centros de estética y spa. Es un tratamiento sencillo, con pocos pasos y muy buenos resultados. Luego de un baño de parafina sentira las manos y los pies muy suaves e hidratados.

El tratamiento es el siguiente: primero se derrite la parafina en un aparato especifico que se encarga no solamente de derretirla sino tambien de mantener la temperatura, la cual debe estar caliente pero tolerante al tacto. Mientras la parafina se derrite, se procede a higienizar la zona eliminando restos de cremas, perfumes, etc. Una vez limpia la zona se aplica una crema hidratante teniendo en cuenta que la misma se absorba completamente. Realizados ya ambos pasos se procede a introducir las manos y/o los pies, con los dedos separados en la parafina y luego se retira y se espera hasta que comience a solidificarse; esta operación se repite 4 o 5 veces. Una vez que hayamos conseguido una capa gruesa de parafina se envuelve con guantes de plástico o con papel film y arriba se cubre con manoplas o toallas para mantener el calor. Luego de 15 minutos se retira la toalla, los guantes y la parafina. Es muy importante no mover las zonas tratadas durante el procedimiento para evitar que la parafina se quiebre.

Al finalizar el tratamiento usted notara las manos y los pies mas suaves, pero no solamente el tratamiento tiene esta finalidad, sino que además los baños de parafina son muy buenos para la relajación de músculos y tendones y para la mobilidad de las articulaciones.

Si desea realizarse usted mismo los baños de parafina puede utilizar un recipiente para derretir la parafina a baño maria si no cuenta con el aparato específico para tal fin.
Los baños de parafina son los mas frecuentes, pero existen otro tipo de baños de parafina, los cuales son denominados “de aplicación indirecta”. Si bien los resultados son los mismos, el procedimiento es algo diferente. En lugar de sumergir la zona a tratar en la parafina, ésta es colocada con un pincel o de lo contrario con gasas embebidas en parafina. Tanto con el pincel como con las gasas se procede a cubrir todas las áreas a tratar y luego se continúa con los mismos pasos del tratamiento antes mencionado: cubrir con nylon, luego con una toalla, dejar inmobil aproximadamente 15 minutos y retirar todo. Éste método se utiliza por lo general cuando la persona posee algun tipo de hongo, verruga, bacteria o algo contagioso.

Los baños de parafina no son aconcejables cuando la persona padece alguna lastimadura, inflamaciones agudas, gota, úlseras abiertas, várices ó flevitis. Antes de realizar el tratamiento consulte a su médico.

.


Catalogado en los siguientes terminos:



Seguinos


Quién está en línea

Actualmente hay 0 usuarios y 6 invitados en línea.

Cuidar tu piel feeds